CUIDAR TU DINERO

Cómo usar eficientemente tu Tarjeta de Crédito

En algunos momentos, las tarjetas de crédito pueden ser el único medio del que disponemos para satisfacer nuestras necesidades básicas y, sobre todo, para adquirir productos o servicios necesarios o, por ejemplo, para un emprendimiento como capital de trabajo.

Lo importante es saber utilizarlas eficientemente, de modo de no caer en el sobreendeudamiento. Para ello, es recomendable pagar, en lo posible, el total de la cuota pactada.

No es recomendable sólo cancelar el pago mínimo, porque eso sirve para amortiguar la deuda: en rigor no pagas la cuota y sigues debiendo.

La ventaja de la tarjeta de crédito es que permite, en el caso de ser riguroso, pagar en  tres cuotas a precio contado. Esta es una alternativa que permite utilizar el cupo de la tarjeta, para hacer rendir más el dinero, sin estar expuesto a los intereses.

Otro punto clave al usar la tarjeta de crédito es siempre revisar las condiciones de compra. Para eso, siempre infórmate sobre los costos de mantención, pago de intereses y verifica estos cobros en tus estados de cuenta.

 

Fuente:

https://www.crecemujer.cl/capacitacion/quiero-mejorar-mi-negocio/como-usar-eficientemente-tu-tarjeta-de-credito

Saca el máximo provecho a tus tarjetas sin caer en el sobreendeudamiento. Aquí te damos algunas recomendaciones. 

Comparte este consejo en

También te puede interesar

...
Lo que debes saber antes de solicitar un crédito
Ver consejo
...
La importancia del endeudamiento informado
Ver consejo
...
Cómo calcular tu capacidad de pago
Ver consejo

Recibe tips y más información
para tus gastos y ahorros

Descubre más consejos y
herramientas para administrar tu
dinero y mejorar tu calidad de vida

Descubre más consejos y herramientas para administrar tu dinero y
mejorar tu calidad de vida

Cuidar tus finanzas
Conoce el “pago mínimo”
en tu tarjeta de crédito
¿Cómo hago para ahorrar?
Sigue estos sencillos pasos
Evitar fraudes
¿Qué es el Phishing?
No caigas en este engaño
Evita estafas por internet
Consejos para evitarlas